Semillas por el clima se acerca a su fin… ¡pero mira todo lo que hemos hecho!

Semillas por el clima es un proyecto de investigación-acción participativa que gira en torno al eje temático de “la adaptación al cambio climático a través de la conservación de la agrobiodiversidad y el saber ecológico tradicional” en centros educativos de la Sierra de Madrid.

Para ello, dividimos el proyecto en dos fases. En una primera fase el proyecto de investigación se centró en el ámbito de las ciencias naturales, pues el alumnado estuvo indagando sobre cómo influye el clima en la fenología de las plantas. La acción fue la siembra y cultivo de diferentes variedades locales, en su mayoría judías, que aportamos desde La Troje.

En la segunda fase, iniciada durante el pasado mes de octubre, la investigación se centró en el ámbito de las ciencias sociales, pues el alumnado tenía como objetivo analizar cómo puede ayudarnos el saber ecológico tradicional a detectar los cambios en el clima y mejorar nuestra resiliencia climática. Durante estas semanas los niños y niñas han diseñado y elaborado entrevistas a mayores y personas que cultivan o han cultivado en cada uno de los municipios.

La acción que se ha desarrollado ha sido la creación de un banco de semillas en cada centro educativo y la puesta en marcha de una Red de Semillas Interescolar de la Sierra de Madrid, a través del intercambio de semillas entre los centros participantes. Desde cada centro se están enviando cartas con semillas a otros centros participantes del programa. Además, hemos contado con la ayuda de redes de semillas del estado como Esporus (Manresa) el Centro de conservación etnobotánica y la agrobiodiversidad de las Sierras de Béjar y Francia- Zahoz– (Salamanca). Estas semillas se volverán a replicar en cada huerto escolar, con el objetivo de seguir creciendo.

En total se han reproducido 12 variedades diferentes de judía, de las cuales se han obtenido, entre todos los centros aproximadamente 12.165 semillas  según los últimos conteos.